El remedio más dulce…

Doctora:” Sta. usted lo que tiene es gripe vulgaris”…

Yo:”Gracias Doctora, ¿pero podría darme algo para la contractura del cuello?”

…y es que, para mí, lo más duro era toser con la contractura que tenía en el cogote… a cada estornudo o tos le seguía un “aaay” de dolor por mover el cuello… y así una semana…

¿Lo peor? los ataques de tos que me daban habitualmente (sobre todo después de tomar el “antitusivo”)… hasta que mi novio me dió el remedio perfecto para acabar con la tos… el remedio más dulce, un remedio que se ha convertido en mi truco de hoy:

imagen-chocolate.consejo
Chupa, hasta que se derritan, dos onzas de chocolate cada vez que te da la tos… y alguna otra onza para prevenir esos ataques ;-). Es mano de santo…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *