Mini-Monólogo: ‘Cuando seas padre comerás huevos’

¿Os acordáis cuando de pequeño un adulto te decía  ‘Cuando seas padre comerás huevos’ y tú les mirabas con cara del fantasma del metro de la película Ghost? Algo así como:

e02d97bb1e939a70e3cb37542fc2a468

(Pero más guapa, claro. Y mejor pelo).

Yo nunca entendí esa frase. Nunca supe qué querían decirme con eso.

Ahora de mayor tampoco la entiendo muy bien. Es de esas expresiones que preguntes a quién preguntes, te dará un significado distinto. Algunos dicen que significa que cuando seas padre, harás lo que quieras. Otros dicen que cuando seas padre comerás DOS huevos, refiriéndose a que podrás repetir.

En este caso, siguiendo con los dichos de padres, yo ‘hago de mi capa un sayo’ y os lo traduzco a mi manera. Para mí significa claramente: ‘cuando seas padre comerás cosas que no te gustan’.

Y ese es mi caso. Tengo un cachorro de 6 meses, como ya sabéis y hemos empezado con la fruta. ¡Ay, la fruta! Uno de mis mayores enemigos desde que soy pequeña. Desde siempre ODIO la fruta. No ella en sí, que es muy bonita. Sino el morderla, me da grima, asco, se me pone un mal cuerpo…

Es algo psicológico, lo sé. Pero no puedo evitarlo. En algún momento de mi vida me he planteado ir a un psicólogo.

Pero oye, odiar la fruta no es tan malo. Aprendes de física. Todavía me acuerdo de pequeña, mis padres intentaron obligarme a comerme dos cachitos de una manzana: cuando no miraban me los escondí en un bolsillo y muy muy cuidadosamente, fui al baño, los tiré al WC y tiré de la cadena. ¡Salvada! Me sentía liberada. Hasta que mi madre fue al baño también.

  • ¡EEEEEEleeeeeeeeeeeeeena!

LECCIÓN DE FÍSICA #1: la manzana ¡flota! (maldita manzana)

Oh, oh. Me han pillado, pensé. Y salí corriendo comedor, pasillo, tuerzo para ir a mi cuarto y… ZAS. ¡Zapatillazo! ¿Cómo es posible?

LECCIÓN DE FÍSICA #2: las zapatillas de mamá y de la abuela saben girar las esquinas.

¡Menos mal que no dolían!

Vuelvo al tema, que me voy. Odio la fruta. Hoy, con 31 años, ODIO la fruta. Pero tengo que darle fruta a mi pequeño. No puede pasarle lo que a mí. Así que el domingo me armé de valor, y empecé a cortar la fruta… se me encogía el estómago. Creo que #ElSanto se olía lo que estaba haciendo, así que no vino a la cocina para que siguiera enfrentándome yo sola a mi enemigo.

Naranja. ‘Superado’.

Plátano, respiro fuerte. Primer plátano que pelo en mi vida. Troceo. A la batidora. ‘Superado’.

Pera de agua. Se me deshace. Me muero de asco. ‘Venga, por el peque’. ‘Superado’.

Manzana. Ay, tú. Vieja enemiga. Corto un trozo y lo muerdo. ‘Uy, no está tan mal’. Corto otro trozo, y voy orgullosa a mi marido, cual niña de 3 años y le enseño cómo me meto otro trozo en la boca.

Y lo trituro todo. Pienso para mí: ‘venga, lo que se deje el peque, me lo como’. Así que, sin poder evitarlo le doy cucharadas ‘por su bien’ con el deseo secreto de que se lo coma todo para así no tener que cumplir mi palabra. Pero se deja la mitad.

Así que cojo, y cuchara a cuchara me lo acabo, haciendo un “hmmm” exagerado mientras el pequeño mira. Y le digo a #ElSanto orgullosa ‘¡Mira!’ Y me contesta: le acabamos de vacunar del Rotateq, espero que no hayáis compartido la cuchara. (Nos avisaron que cuidado con sus babas, que durante 10 días nos pueden contagiar una gastro)

¡Mi**da! – Como me ponga mala, es el destino que no quiere que coma fruta.

Maldita psicología. Ahora noto que me pica y se me hincha el paladar.

Tranquilas. Está solo en mi cabeza.

Os dejo foto de la prueba del delito:

Aprovecho para dar las gracias a Blevit por la cuchara.

¡Nuevo mini-monólogo! Cuando seas padre, comerás huevos. #monólogo #mini-monólogo #post #bebés #peque #fruta

A post shared by Bebés & Peques (@bebespeques) on

Follow my blog with Bloglovin

One thought on “Mini-Monólogo: ‘Cuando seas padre comerás huevos’

  1. Pues mira que a mi la fruta me gusta. No es que salga loca pero me la como. Y la papilla de frutas me da un asquito, pffg. Cuando minififi no quiere mas su padre se la acaba, puajjjj. En fin, todo sea porque coman sano! Por cierto, por estos lares la frase de los huevos significa que podrás tener privilegios, ya que los huevos en aquella eran un manjar reservado al cabeza de familia. Besicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *