El gran susto.

11 de la noche de un día entre semana. Yo embarazada de 4 ó 5 meses. Imaginaos la escena.

Yo estaba, como buena embarazada-madre-trabajadora-de-un-peque-de-2-años, en estado catatónico desde las 10 de la noche que habíamos conseguido dormir al peque. #ElSanto, como Santo que es, estaba tendiendo la ropa intentando no hacer mucho ruido para no molestar a los vecinos. Y de repente oímos un golpe seco, seguido de un montón de golpes contra el suelo y al Trasgu llorando histérico como pocas veces le habíamos oído llorar.

Seguir leyendo

Mi agenda 2014

Haciendo limpieza por casa he encontrado la agenda de 2014, año en el que estuve embarazada de Timber. ¡Madre mía qué de recuerdos! Citas con mi ginecóloga, ecografías, cambiar en la agenda (y en mi vida) la palabra ‘Gine’ por ‘Obstetricia’ o ‘Tocoginecología’. (Y entre tú y yo, recuerdo buscar la palabra ‘obstetricia’ en Google). Me he encontrado citas como: ‘Analítica índice de riesgo’. Jueves 13 de marzo. Hospital Santa Cristina. 10am.
¡¡¡Eco de las 20 semanas!!! Jueves 13 de junio. Hospital Quirón San José. 16pm. (Las exclamaciones están en mi agenda también)
Vacuna 0-. Lunes 7 de julio.

Seguir leyendo

Mini-monólogo: bye bye Chupe.

El otro día fui a por el pequeñajo a la guarde y como siempre, vino corriendo y me dio un beso. Y también como siempre, sus primeras palabras fueron ‘mamá, chupe’. Y es que en la guarde hace bastante que ya no lo utiliza, pero es salir y necesitarlo casi al instante. Y claro, como siempre, yo se lo di, pero estaba aplastado, se había pegado la tetina por dentro y al metérselo en la boca me dijo: ‘mamá, está roto’.

Seguir leyendo

Y aquí estoy yo

Y aquí estoy yo, a las 2 de la mañana con #ElSanto y el peque dormidos. Estoy sentada en el sofá del salón, escribiendo post atrasados con una culpabilidad inexplicable. Tengo la tele puesta, un Coca-Cao medio frío a mi lado y un sueño que me caigo, pero aquí estoy yo.

Ya, ya sé lo que me vas a decir: ‘Pero muchacha, vete ya a la cama con #ElSanto. ¿Dónde vas a estar mejor que ahí?

Seguir leyendo

Mini-desahogo: lloro de sueño

Hace días que estoy perdida. Me siento un desastre, un rastrojillo humano, estoy torpe, olvidadiza y un poco al límite.

Llevaba días pensando en mi próximo mini-monólogo, pero no encontraba un tema divertido del que hablar, y es que no tengo mi ‘chispa’ habitual. No os preocupéis, estoy bien, solo un poco apagada y sé que desahogarme con vosotros me va a ayudar; porque yo soy de esas chicas que necesita hablar para desahogarse, para sacar lo malo y dejar sitio para que entre lo bueno. Y si lo hago acompañada de helado de chocolate, mejor que mejor.

Seguir leyendo